Foro de debate. “El lenguaje médico en español: presente y futuro”

LA ACADEMIA REFORZARÁ EL PAPEL DE LA COMUNICACIÓN CIENTÍFICA EN ESPAÑOL CON UN DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE TÉRMINOS MÉDICOS

La RANM anuncia su intención de proporcionar a la sociedad médica hispanohablante criterios uniformes para la consolidación de un lenguaje médico común y compartido.

  • Todos los participantes en el Foro señalaron la necesidad de que el español ocupe el lugar que le corresponde en el ámbito de la ciencia
  • La iniciativa MEDES promueve el uso del español como lengua de transmisión del conocimiento biomédico al recibir ya más del 50% de visitas de profesionales de países hispanoamericanos

Madrid, 27 de marzo de 2014.-La Real Academia Nacional de Medicina (RANM) anunció ayer su intención de poner todo de su parte para que el idioma español sea “una lengua de comunicación científica de primer orden”. Así lo expresó su presidente, el profesor Joaquín Poch, en su intervención durante el Foro de Debate El lenguaje médico en español: presente y futuro, organizado por la RANM en colaboración con la Fundación Lilly, a través de su iniciativa MEDES. Y esa apuesta de futuro de la Academia por un lenguaje médico común se va a concretar en un Diccionario Panhispánico de Términos Médicos, a través de ALANAM (Asociación Latinoamericana de Academias Nacionales de Medicina). “Nuestro actual Diccionario, publicado hace dos años y medio, es el punto de partida para una nueva etapa en la que vamos a seguir reforzando el papel del español y, de ese modo, conservar y enriquecer nuestro patrimonio lingüístico”, explicó.

"Resulta imprescindible”, añadió el profesor Poch, “proporcionar a la sociedad médica hispanohablante unos criterios uniformes que impidan la dispersión lingüística y posibiliten la consolidación de un lenguaje común para el ámbito de la salud”. En ese sentido, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, que participó en la inauguración de la jornada, elogió el proyecto del Diccionario Panhispánico y que su realización fuera liderada desde España a través de su Academia de Medicina. Un diccionario que, afirmó el profesor Poch, aclarará conceptos dudodos y denominaciones equívocas, contribuirá a la corrección del lenguaje médico señalando errores frecuentes y la forma de corregirlos, propondrá términos españoles que eviten el uso innecesario de anglicismos y la mejor forma de adaptarlos. 

  
De izda a dcha: Manuel Díaz-Rubio, presidente de Honor de la RANM; Javier Rodríguez, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid; Joaquín Poch, presidente de la RANM; Javier Ellena, presidente de la Fundación Lilly; y Manuel Escudero, vicepresidente de la RANM.

Este III foro celebrado ayer en la Academia quiere dar continuidad a lo manifestado en la Declaración de apoyo al español como lengua internacional y del conocimiento, que la RANM suscribió el año pasado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

A nadie escapa que el inglés es la lengua franca de la ciencia pero, tal como se preguntó José Antonio Sacristán del Castillo, director de la Fundación Lilly, cabe plantearse si conviene fomentar el uso del español como idioma científico mejorando su calidad y visibilidad. Por ejemplo, a través de las publicaciones médicas. La respuesta es afirmativa. “El impacto de una publicación debe tener muy en cuenta la utilidad para los colectivos a los que se dirige”, comentó Sacristán del Castillo, que se mostró, eso sí, partidario de tener menos revistas pero de mayor calidad. “También deberíamos aprovechar las oportunidades de internet, fomentando la publicación abierta y bilingüe, en español e inglés, tal como ya están haciendo algunas revistas españolas. Esto aumentará nuestra influencia y visibilidad”.

Recordó igualmente Sacristán del Castillo el apoyo activo al uso del español que viene realizando la Fundación Lilly, con varias iniciativas, entre ellas MEDES con la que se busca promover la utilización del español como lengua para la transmisión del conocimiento científico en general y el de la salud en particular. En los últimos doce meses el buscador ha experimentado un crecimiento de visitas que ya abarca a 138 países distintos. Si en febrero del año pasado el 85% de las visitas venían de España, ahora ese porcentaje es del 48% porque cada vez son más los países que frecuentan esta página.

  De izda a dcha: José Ángel Lopez Jorrín; Javier Ellena; Manuel Escudero, Javier Rodríguez; Joaquín Poch, Salvador Gutiérrez; José Antonio Sacristán del Castillo y Luis Prados

El español en el mundo
La reflexión en la que coincidieron todos los expertos participantes en la jornada fue el hecho de que el peso que tiene el idioma español en el mundo (500 millones de hablantes, lengua oficial de 21 países) no se corresponde con el que tiene en el campo de la ciencia. Precisamente de la situación del español en el mundo habló el director del Gabinete de Dirección del Instituto Cervantes, Luis Prados. “Aunque hay 7.000 lenguas en el mundo, en realidad son pocas las que gozan de una repercusión verdaderamente grande. El español es una lengua en expansión, cuyo aprendizaje es tremendamente demandado. De hecho, países como China deben afrontar actualmente un problema de escasez de profesores. Especialmente relevante es la importancia creciente en Estados Unidos, donde ya es visto como un factor interesante que abre oportunidades económicas”, comentó.

Prados llamó la atención sobre otro dato: los hispanohablantes integran el tercer gran bloque de usuarios de internet, por detrás del grupo chino y el inglés. Sin embargo, cuando se evalúan las páginas web de verdadera influencia, se observa entonces que las hechas en español están por detrás de las francesas, alemanas o japonesas. España es el único país hispanoparlante cuya aportación científica le permite figurar entre las 20 naciones más relevantes si bien su posición no es de las más destacadas dentro de este grupo de honor.

Panhispanismo y unidad en la diversidad fue el título de la ponencia del Académico de Número de la Real Academia Española (RAE), Salvador Gutiérrez, para quien la lengua es un agente más de producción en un mundo globalizado. “No hay más que ver que en Brasil, por ejemplo, el aprendizaje del español es una cuestión nacional, un elemento clave para el crecimiento del país”, explicó el Académico, que citó a Julián Marías (“la cohesión idiomática es lo más valioso que tenemos los hispanoparlantes”) y recordó que la RAE lleva las dos últimas décadas trabajando en la defensa de la unidad lingüística panhispánica.

La jornada contó asimismo con la participación del director de la Oficina del Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, José Angel López Jorrín, que habló del español como activo económico. “Tenemos mucha presencia en internet con múltiples webs en español pero pocas que tengan influencia sobre las decisiones relevantes. Es preciso hacer un esfuerzo por mejorar en aspectos como estos”, comentó.

Con este tipo de foros de debate, la RANM busca crear un marco de diálogo y colaboración entre los diferentes expertos e instituciones que defiendan el uso del español como lengua de comunicación en medicina y que avalen la necesidad de trabajar en pro de un lenguaje médico común para toda la comunidad hispanohablante, que recoja, igualmente, la riqueza y variedad del léxico autóctono.

En esta ocasión, la jornada ha incluido una exposición titulada “Diccionario de Términos Médicos: la gran obra de un proyecto académico bicentenario”, con distintos documentos que configuran los antecedentes del diccionario de la RANM, algunos del siglo XVIII.

 

Gabinete de Prensa de la Real Academia Nacional de Medicina
Contactar: 91.787.03.00