En la Cita con la Ciencia 18, la Fundación Lilly ha defendido que “sin ciencia no hay cultura”

Expertos abogan por acabar con la división entre ciencias y letras para aumentar la cultura científica española

  • Diferentes personalidades de la ciencia y la cultura española proponen sus estrategias para fomentar la cultura científica en España
  • La cultura no solo se refiere a las humanidades, sino también a la ciencia. De hecho, estas dos disciplinas no pueden entenderse la una sin la otra: “Sin Ciencia no hay Cultura”
  • Con la iniciativa “La Ciencia No Muerde”, la Fundación Lilly rinde un homenaje a los que escriben de ciencia, a los que la leen y a los que animan a leerla


De izq. a dcha.:José Antonio Sacristán, director de la Fundación Lilly; María Vallet-Regí, miembro del Patronato de la Fundación Lilly; Pere Estupinyà, comunicador científico; Nabil Daoud, presidente de la Fundación Lilly; Clara Grima, matemática y divulgadora científica; Rosa Montero, escritora y periodista; Miguel Aguilar, director literario de Debate y Taurus; Guillermo de la Dehesa, miembro del Patronato de la Fundación Lilly; José Manuel Sánchez Ron, físico y académico de la RAE, y Juan Luis García Hourcade, catedrático de Física y Química de Enseñanza Secundaria.

Enlace a la lista de reproducción ‘La Ciencia No Muerde’

Madrid, 10 de diciembre de 2018.- La cultura científica es fundamental para que la sociedad esté en disposición de poder exigir más y mejor a los representantes políticos en materia de Ciencia. Así, lo han expresado los expertos reunidos por la Fundación Lilly en la Cita con la Ciencia 18 en la que, bajo el título “Sin Ciencia no hay Cultura”, se ha analizado por qué tradicionalmente ha existido una brecha entre estas dos disciplinas, cuando en realidad la ciencia es una parte esencial de nuestro patrimonio cultural. En el coloquio, moderado por Pere Estupinyà, se ha debatido sobre cómo se puede hacer por mejorar la cultura científica de la sociedad española, por qué es tan importante conseguirlo -desde la escuela, las editoriales, los medios, las redes...- y qué papel juegan o pueden jugar los libros en esa empresa. Para ello, se ha contado con la participación de Clara Grima, doctora en Matemáticas y divulgadora científica; Juan Luis García Hourcade, catedrático de Física y Química de Enseñanza Secundaria; Miguel Aguilar, director literario de Debate y Taurus, y la escritora y periodista Rosa Montero.

Según ha comentado Nabil Daoud, presidente de la Fundación Lilly, esta cita se enmarca en la firme apuesta de la entidad “por contribuir al enriquecimiento del conocimiento científico de los ciudadanos y al avance de la ciencia a través de su divulgación”. Por su parte, José Antonio Sacristán, director de la Fundación Lilly, ha asegurado que “la Cita con la Ciencia 18 nace de la necesidad de acabar con la creencia generalizada de que la cultura se refiere solo a las humanidades. La Cultura con mayúsculas tiene tanto de Shakespeare como de Darwin; de Cervantes como de Ramón y Cajal”.

El aumento de la cultura científica sigue siendo una cuenta pendiente en España, según los expertos presentes, aunque según ha matizado Miguel Aguilar “en las últimas décadas se ha avanzado muchísimo y no tenemos demasiado que envidiar a otros países”. Por su parte, García Hourcade se ha mostrado rotundo: “A pesar de los esfuerzos de muchas instituciones (Reales Academias, Fundaciones, algunos medios de comunicación…) la cultura científica en nuestro país es bastante pobre”. Clara Grima también denuncia esta carencia, señalando, según su experiencia, el escaso o nulo interés de los grandes medios de comunicación por la difusión de la ciencia. “La ciencia avanza continuamente y los conocimientos adquiridos en la educación obligatoria no pueden ser el único bagaje de cultura científica en la vida de un ciudadano”.

Para que la cultura científica sea un elemento clave en la educación, Clara Grima ha propuesto actualizar los contenidos sobre Ciencia que se imparten en las escuelas de Magisterio: “Además de pedagogía y didáctica de las ciencias, los maestros necesitan atesorar contenidos científicos”. Juan Luis García Hourcade ha insistido también en la enseñanza secundaria, en cuyos planes educativos habría que, según él, “incluir el conocimiento científico y la meditación sobre el mismo” para todos los discentes, independientemente de su rama. Por su parte, Rosa Montero ha explicado que, los planes educativos, deben de una vez por todas “acabar con esta división espantosa entre ciencias y letras”.

La relación entre ciencia y cultura
De esta misma opinión es Clara Grima quien ha afirmado que existen “personas que presumen de ser cultas a la vez que se jactan de su desconocimiento absoluto de conceptos básicos de ciencia”. “Si entendemos la cultura como el conjunto de conocimientos, creencias y pautas de conducta de un grupo social, a la ciencia le corresponde un subconjunto cada vez más grande”, ha añadido esta matemática y divulgadora científica. Por este motivo, García Hourcade define la relación entre ciencia y cultura como “controvertida”, añadiendo que “no hay mucha gente en el campo no científico que esté dispuesta a admitir que la ciencia es tan parte de la cultura humana como las humanidades”. Esto se debe, como ha señalado Miguel Aguilar, a que “a la cultura le cuesta ver la belleza de la ciencia y a la ciencia entender la seriedad y trascendencia de la cultura”.

De izda. a dcha.: Juan Luis García Hourcade, catedrático de Física y Química de Enseñanza Secundaria; Miguel Aguilar, director literario de Debate y Taurus; Pere Estupinyà, comunicador científico; Clara Grima, matemática y divulgadora científica, y Rosa Montero, escritora y periodista.

Pero, tal y como ha señalado Rosa Montero, leer obras de ciencia puede resultar más divertido e interesante que leer cualquier novela de ficción. Según sus palabras, “el mundo de la divulgación científica está lleno de libros maravillosos que te van a ir enseñando partes del mundo absolutamente fascinantes de una manera progresiva y deslumbrante”. Por ello, aunque en los tiempos que vivimos sea indudable transmitir conocimientos científicos mediante los medios audiovisuales, la matemática Clara Grima ha asegurado que “la adquisición de cultura científica debe ser algo más reposado e individual y, en ese sentido, el libro es el medio perfecto”.

En este sentido, Miguel Aguilar opina que la edición de libros de ciencia y de divulgación tiene el papel fundamental de facilitar el acceso a conocimiento científico, de mayor o menor complejidad, y Juan Luis García Hourcade ha apuntado que a la instrucción científica, que solo es una parte de la cultura científica, “hay que añadir algunas cosas más, como conocimiento de cuestiones históricas y metacientíficas”.
El editor de Debate y Taurus ha finalizado esta cita insistiendo en que “la ciencia tiene una parte estética y una parte recreativa que a menudo se soslaya. Además, es importante que la sociedad sea consciente de que las aplicaciones prácticas de la ciencia están por todas partes – es como el agua para los peces”.

La Ciencia No Muerde
Como introducción a esta Cita con la Ciencia 18, la Fundación Lilly ha presentado un videorresumen de “La Ciencia No Muerde”, una iniciativa en la que personalidades de diferentes ámbitos nos han contado por qué hay que perder el miedo a la ciencia y cómo hacerlo a través de la lectura. Entre los participantes de esta campaña se encuentran los escritores Rosa Montero y Antonio Muñoz Molina, el cantante de Los Secretos Álvaro Urquijo, los científicos Mariano Barbacid, Xurxo Mariño y José Manuel Sánchez Ron, la historiadora Carmen Iglesias, el antropólogo Juan Luis Arsuaga, los periodistas Rubén Amón e Irene Villa y el presentador de televisión Christian Gálvez. El director de la Fundación Lilly, José Antonio Sacristán, también ha participado explicando la campaña y “prescribiendo” aquellos libros científicos que le han resultado apasionantes.

Con este acercamiento a las obras de ciencia, que cada vez más proliferan en los estantes de las librerías, “La Ciencia No Muerde” ha supuesto en valor a los que escriben de ciencia, a los que la leen y a los que animan a leerla. Como homenaje, en ReCÍTAme una historia, los actores Laura Remis y Julio Armesto han realizado una lectura dramatizada de fragmentos de algunos de los libros recomendados en la campaña.

Sobre la Fundación Lilly
Desde 2001, la Fundación Lilly tiene como objetivo contribuir al fomento de la ciencia, al impulso de la medicina y a la promoción del humanismo médico. En el área de Ciencia, anualmente convoca los Premios de Investigación Biomédica, las Citas con la Ciencia y apoya diversas acciones de divulgación científica. En el de Medicina, destacan iniciativas como la Cátedra de Educación Médica, MEDES – MEDicina en ESpañol o su programa de gestión sanitaria. La iniciativa Medicina Centrada en el Paciente y las actividades, en torno a la figura del médico y humanista español Andrés Laguna o la difusión del legado de William Osler centran el área del humanismo médico.

_______________________________________________________ 

Gabinete de Prensa de la Fundación Lilly:

Gema Reimundez · 664 52 11 95 | Maria García · 607 14 17 60 
greimundez@plannermedia.com | mgantunez@plannermedia.com

Siguenos en: @FundacionLilly   
_______________________________________________________