La doctora Ángela Nieto, Premio Fundación Lilly de Investigación Básica 2018

“Hemos observado cómo la reactivación de genes embrionarios en el adulto da lugar a enfermedades devastadoras, como la diseminación del cáncer”

  • Sus trabajos han descubierto que la transición epitelio mesénquima, un mecanismo molecular fundamental durante el desarrollo embrionario, cuando se reactiva en la edad adulta ayuda a las células cancerosas a diseminarse por el cuerpo para formar otros tumores, la metástasis, que es  la causa de más del 90% de las muertes asociadas al cáncer.

  • Recientemente, la prestigiosa revista Nature publicó otro de los avances del equipo de la doctora Nieto, con el que ha logrado definir el mecanismo que determina el posicionamiento del corazón. Este descubrimiento podría ayudar a entender mejor las malformaciones cardiacas congénitas, que representan la mitad de las malformaciones detectadas en el nacimiento.

Madrid, 16 de julio de 2018.- La transición epitelio-mesénquima es fundamental para la aparición de muchos tejidos y órganos en el embrión, pues permite a células que nacen lejos de su destino desplazarse hasta el mismo. Si estos genes no funcionan, el embrión no puede desarrollarse. Hace más de 20 años que el equipo de la doctora Ángela Nieto, profesora del instituto de neurociencias (CSIC-UMH) y Premio Lilly de investigación Biomédica Preclínica 2018, encontró la conexión entre este proceso, los movimientos celulares y el gen Snail en los embriones.  Sin embargo, según ella misma explica, la contribución más importante de sus investigaciones es que han logrado relacionar estos mecanismos del desarrollo embrionario y el cáncer.  “A lo largo de los años hemos ido viendo como la reactivación de genes embrionarios en el adulto da lugar a enfermedades devastadoras, como la diseminación del cáncer y la degeneración de órganos”, afirma la doctora Nieto, cuyos hallazgos han contribuido a abrir nuevas líneas de trabajo en la lucha contra las enfermedades degenerativas de órganos internos.

“Tanto el cáncer como las enfermedades degenerativas son muy complejas y muy variadas. El cáncer no es solo una enfermedad, son cientos de ellas y la degeneración de órganos puede producirse por razones muy diversas. Sin embargo, todas ellas tienen en común aspectos de la biología de las células como la transición epitelio mesénquima, que debemos seguir estudiando para diseñar mejores terapias”, asegura esta experta cuyos trabajos han proporcionado los marcos conceptuales para entender estos procesos y para el futuro desarrollo de terapias contra malformaciones congénitas prevalentes, la fibrosis y el cáncer.

En esta línea, la doctora Nieto explica las aplicaciones que estos descubrimientos pueden llegar a tener en la práctica clínica y en la lucha contra enfermedades como el cáncer o la fibrosis. “Solo desde el conocimiento íntimo de los procesos en condiciones normales podremos entender por qué no funcionan o cómo se deterioran en el cáncer o la fibrosis. La transición epitelio mesénquima ayuda a las células cancerosas a diseminarse por el cuerpo para formar otros tumores, las metástasis, y estas son las causa de más del 90% de las muertes asociadas al cáncer. En la fibrosis, la transición se activa también de forma patológica e impide el correcto funcionamiento de las células efectoras de los órganos, que dejan de realizar su función generando insuficiencias crónicas que pueden llegar al fallo orgánico y con ello la muerte del paciente”, señala la doctora Nieto.

El pasado mes de septiembre la prestigiosa revista Nature publicó otro de los avances del equipo de la doctora Nieto, con el que ha logrado definir el mecanismo que determina el posicionamiento del corazón. El corazón aparece al principio en la línea media y posteriormente se desplaza a la izquierda porque hay unas células que, una vez formado el primordio cardiaco, llegan desde los dos lados del embrión hacia el centro. Pero llegan muchas más desde el lado derecho que del izquierdo y desplazan el corazón hacia la izquierda. Hasta hace poco, se creía que había una serie de señales en el lado izquierdo del embrión que se reprimían en el lado derecho para que se produjera esta asimetría. Los investigadores del Instituto de Neurociencias de la UMH hallaron la existencia de otro mecanismo adicional: genes que se expresaban más en el lado derecho y eran inductores de movimientos celulares. Esto les llevo a pensar que podían existir movimientos predominantes desde la parte derecha. En un principio, el equipo hizo estas observaciones en embriones de pollo y posteriormente se confirmaron en otras dos especies, en pez cebra y en ratón.

Este descubrimiento extrapolable a humanos, según asegura la doctora Nieto, podría ayudar a entender mejor las malformaciones cardiacas congénitas “Por el momento, este es un hallazgo que nos ayuda a entender cómo se desarrolla el embrión, pero dado que las malformaciones cardiacas son muy frecuentes—el 50% de las malformaciones detectadas en el momento del nacimiento-- y que muchas de ellas están relacionadas en mayor o menor medida con la posición del corazón, este conocimiento será muy útil para al menos entenderlas mejor”, afirma. Su equipo, además, ha logrado encontrar el origen de la mesocardia, una malformación congénita, no viable, en la que el corazón ocupa el centro del tórax.

Pionera en un área de investigación que ha despertado el interés internacional
Los trabajos de la doctora Ángela Nieto han contribuido no solo al conocimiento de mecanismos moleculares fundamentales durante el desarrollo embrionario sino al desarrollo de un concepto: la reactivación de programas embrionarios en el desarrollo de patologías devastadoras. El área de trabajo en el que es pionera, la transición epitelio mesénquima, se ha convertido en un campo de investigación muy activo que ha despertado el interés de numerosos grupos de investigación en todo el mundo. La doctora Nieto ha recibido premios de reconocido prestigio  entre los que destaca el Premio Rey Jaime I de Investigación Básica en 2009 y el Premio Méjico de Ciencia y Tecnología 2017. Representa a España en numerosos comités internacionales, entre ellos, la Sociedad Internacional de Biología del Desarrollo, de la que es presidenta. En la actualidad se encuentra en un momento de gran actividad científica, liderando un proyecto de investigación financiado por el European Research Council (ERC-Advanced Grant).

Fundación Lilly
Desde 2001, la Fundación Lilly tiene como objetivo contribuir al fomento de la ciencia, al impulso de la medicina y a la promoción del humanismo médico. En el área de Ciencia, anualmente convoca los Premios de Investigación Biomédica, las Citas con la Ciencia y apoya diversas acciones de divulgación científica. En el de Medicina, destacan iniciativas como la Cátedra de Educación Médica, MEDES – MEDicina en ESpañol o su programa de gestión sanitaria. La iniciativa Medicina Centrada en el Paciente y las actividades, en torno a la figura del médico y humanista español Andrés Laguna o la difusión del legado de William Osler centran el área del humanismo médico.

_______________________________________________________ 

Gabinete de Prensa de la Fundación Lilly:

Gema Reimundez · 664 52 11 95 | Maria García · 607 14 17 60 
greimundez@plannermedia.com | mgantunez@plannermedia.com

Siguenos en: @FundacionLilly   
_______________________________________________________