En el marco de la 13ª Jornada MEDES “La información sobre medicina y salud que llega a la sociedad”

Expertos destacan que las informaciones científicas en español ofrecen una visión del mundo masculina y patriarcal

  • Las noticias publicadas en la prensa diaria sobre ciencia, salud y medicina difunden informaciones con referencias masculinas, androcéntricas y patriarcales.
  • Han incidido en que los conocimientos científicos y tecnológicos son la base para desarrollar un pensamiento crítico propio.
  • Los contenidos deben ser muy claros para no dar lugar a informaciones equívocas que levanten falsas esperanzas entre la población
  • La base de datos MEDES, a la que en el último año han accedido más de medio millón de usuarios, recoge en la actualidad más de 115.000 artículos publicados en un centenar de revistas en español.


(De izda. a dcha.): Xurxo Mariño, profesor del departamento de Medicina de la Universidad de A Coruña; Antonio Calvo, presidente de la Asociación Española de Comunicación Científica (AECC); Verónica Fuentes, periodista especializada en salud y redactora del área de biomedicina en la Agencia SINC; Mª Concepción Martín, miembro del Comité Técnico de MEDES y José Antonio Sacristán, director de la Fundación Lilly.

Madrid, 2 julio de 2018.- En la actualidad, la decisión final sobre las noticas sanitarias que se publican en periódicos y diarios online la toman en su mayoría varones, ya que muy pocas mujeres ocupan los niveles de máxima responsabilidad en los medios de comunicación. De hecho, “las informaciones publicadas en la prensa diaria sobre ciencia, salud y medicina mantienen una visión del mundo en términos masculinos, androcéntricos y patriarcales”, así lo han explicado las expertas que han participado en la mesa “¿Hay enfermas? Género e información sobre salud”, durante la 13ª Jornada MEDES “La información sobre medicina y salud que llega a la sociedad”, organizada por la Fundación Lilly en el marco de los Cursos de Verano del Escorial, donde divulgadores y profesionales especializados en salud han explicado el impacto y la repercusión que tienen estos temas en la ciudadanía y las expectativas que generan.

La última encuesta sobre Percepción Social de la Ciencia, publicada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), afirma que el periodismo científico y sanitario aparece hoy en portadas de grandes periódicos, en los listados de ‘lo más visto’ y poco a poco penetran en la cultura ciudadana. Según explica Verónica Fuentes Adrián, periodista especializada en salud y redactora del área de biomedicina de la Agencia SINC, “aunque este tipo de prensa goce de gran salud aun debemos trabajar para que el tratamiento del lenguaje no genere o difunda ideas preconcebidas en materia de salud, desde una perspectiva de género”. En este sentido, la periodista ha abogado por “otorgar más puestos de responsabilidad a las mujeres, y por aumentar la presencia de voces femeninas en este sector”.

Por otro lado, el doctor José Antonio Sacristán, director de la Fundación Lilly, ha puesto en valor “la importancia de la divulgación científica en español como herramienta para construir una sociedad más preparada y el papel fundamental que juega el correcto uso del lenguaje para transmitir la ciencia a los ciudadanos de una forma cercana y amena”. A este respecto, el doctor Sacristán ha puesto de manifiesto la gran labor que realiza el buscador MEDES-MEDicina en ESpañol que hoy cuenta con 115.000 artículos actualizados y publicados en un centenar de revistas en español y al que han accedido, en los últimos 12 meses, más de medio millón de usuarios. 

Leer con atención y precaución
Para Antonio Calvo Roy, presidente de la Asociación Española de Comunicación Científica (AECC) y director de comunicación de la Universidad Nebrija, una cuestión relevante muy relacionada hoy con la difusión de contenidos científicos y médicos es el auge de la pseudociencia. “Todo lo que tiene que ver con la salud ha de ser escrito con mucha cautela. Por esta razón, los periodistas debemos estar muy seguros de lo que escribimos. Los contenidos deben ser muy claros para no dar lugar a informaciones equívocas que levanten falsas esperanzas entre la población”. Asimismo, la audiencia debe hacer un esfuerzo por seleccionar bien sus fuentes, es decir, la procedencia de las informaciones y quién las cuenta. En este sentido, ha matizado que “la comunicación ha dejado de ser el privilegio de unos pocos y se ha convertido en un derecho de todos. Cualquier persona puede acceder hoy a cualquier contenido. Y por lo tanto, hay que elegir qué portavoces y qué canales son de nuestra confianza”.

Ante el impacto que la pseudociencia puede tener en la sociedad, Calvo Roy ha comentado que la mejor estrategia es combatir esta ciencia “no probada” con una buena comunicación y algo de humor. “No me parece que estratégicamente sea bueno penalizar a las personas que creen y confían en este tipo de informaciones. Lo correcto por parte de los profesionales del sector es generar contenidos verídicos, contrastados y de calidad que puedan servir de guía a cualquier usuario y huir de los adjetivos fraudulentos, palabras vacías o de quien promete ‘el oro y el moro’ sin tener avales científicos”.

Tener un pensamiento crítico propio
En el transcurso de la conferencia invitada que ha tenido lugar durante la 13ª Jornada MEDES, Xurxo Mariño, biólogo experto en neurofisiología y profesor del Departamento de Medicina de la Universidad de A Coruña, ha centrado su discurso en la relación entre el pensamiento simbólico y la evolución del lenguaje. Este divulgador científico define este pensamiento como “la capacidad de establecer relaciones entre ideas y conceptos internos y el mundo real o imaginario. A diferencia de los sistemas de comunicación no humanos, el pensamiento simbólico permite trascender el aquí y el ahora y reflexionar sobre el pasado, establecer planes de acción para el futuro, e incluso inventarnos cosas que no existen en el mundo material, ha explicado”.  Además, ha destacado que “el lenguaje es el sistema simbólico por excelencia y que utilizamos este mecanismo no solo para comunicarnos sino como la base sobre la que se asienta nuestro pensamiento”.

El profesor Mariño ha resaltado que “es esencial que la sociedad cuente con unos conocimientos básicos sobre ciencia y tecnología, ya que sin ellos no es posible tener un pensamiento crítico propio. “Una persona que no sabe en qué consiste la energía nuclear o la biotecnología que hay detrás de los alimentos transgénicos, no puede opinar sobre ello y se convierte en una barca que se mece a la deriva de las olas de la pseudociencia y la palabrería” ha concluido.

MEDES – MEDicina en ESpañol
MEDES-MEDicina en ESpañol es una iniciativa de la Fundación Lilly que tiene como objetivo contribuir a promover la publicación científica en revistas biomédicas en español, así como favorecer su difusión nacional e internacional mediante diversas actividades de formación y divulgación. Dispone de una base de datos a la que se accede de forma gratuita a través de un potente buscador en Internet (www.medes.com). Actualmente, esta base de datos cuenta con unos 115.000 artículos sobre biomedicina procedentes de un centenar de revistas en español, editadas en España y otros países de habla hispana, que cubren 49 materias de Ciencias de la Salud. Esta herramienta de consulta bibliográfica a disposición del profesional sanitario actualiza y evalúa sus contenidos de forma continua.

Sobre la Fundación Lilly
Desde 2001, la Fundación Lilly tiene como objetivo contribuir al fomento de la ciencia, al impulso de la medicina y a la promoción del humanismo médico. En el área de Ciencia, anualmente convoca los Premios de Investigación Biomédica, las Citas con la Ciencia y apoya diversas acciones de divulgación científica. En el de Medicina, destacan iniciativas como la Cátedra de Educación Médica, MEDES – MEDicina en ESpañol o su programa de gestión sanitaria. La iniciativa Medicina Centrada en el Paciente y las actividades, en torno a la figura del médico y humanista español Andrés Laguna o la difusión del legado de William Osler centran el área del humanismo médico.

Gabinete de Prensa de la Fundación Lilly:
Gema Reimundez · 664 52 11 95 / Maria García · 607 14 17 60
greimundez@plannermedia.com  · mgantunez@plannermedia.com
Telf.: 917870300 / 687 71 82 50 Siguenos en:  @FundacionLilly   
_______________________________________________________