En el marco de la iniciativa MEDES – MEDicina en ESpañol, que busca mejorar el uso del español como lengua de transmisión del conocimiento biomédico

La Fundación Lilly recopila curiosidades, dudas y etimologías del lenguaje médico en el libro Medicina en español II

  • Durante la presentación, el profesor Pedro García Barreno, académico de la Real Academia Española, ha destacado que el hecho de que el inglés sea el «lenguaje internacional de la Medicina no justifica la contaminación del español con términos extraños».
  • Los expertos se muestran convencidos de que el español puede volver a ser una de las grandes lenguas internacionales de la Medicina y la Ciencia.

Pie de foto:  (de izquierda a derecha)  José Antonio Sacristán, director de la Fundación Lilly; José Ramón Zárate, subdirector de Diario Médico; Pedro García Barreno, miembro de la Real Academia Española; Javier Ellena, presidente de la Fundación Lilly, y Fernando Navarro, autor del Libro Medicina en español II.

Madrid, 1 de junio de 2016.- La Fundación Lilly ha recopilado en el libro Medicina en español II cerca de 200 artículos con curiosidades, dudas, y etimologías del lenguaje médico en español. Esta obra del doctor Fernando Navarro, traductor médico y vocal del Comité Técnico de MEDES (MEDicina en ESpañol), que cuenta con la colaboración de Diario Médico, tiene como objetivo, según explica el propio autor, «que los profesionales sanitarios se sientan fascinados por la opulencia léxica de nuestro lenguaje especializado, por la riqueza y antigüedad de nuestros tecnicismos, y por las asombrosas historias que los vocablos médicos portan en su interior». Durante la presentación del libro, que ha tenido lugar en la Real Academia Española (RAE), también se ha analizado, entre otras cuestiones, el papel del español como lengua de transmisión del conocimiento científico, frente a la hegemonía del inglés.

Divido en diez capítulos, el libro recoge las recomendaciones para un uso correcto del español, dudas, errores, anglicismos y curiosidades varias del lenguaje médico. Por ejemplo, bajo el epígrafe «La jungla de las siglas médicas», se analizan el uso de las mismas y «los graves peligros que puede entrañar el uso indiscriminado de siglas que no han sido previamente definidas, consensuadas o normalizadas, derivados de que el médico que lee una historia clínica entienda algo completamente distinto de lo que quiso expresar el médico que las escribió», especifica el doctor Navarro. Ejemplo de ello es el caso de un paciente con ELA (esclerosis lateral amiotrófica) que un médico interpretó como «estenosis laríngea aguda».

«Estas situaciones son claros ejemplos del importante papel de la lengua en la transmisión del conocimiento, clínico en este caso, o científico de forma general», explica el doctor José Antonio Sacristán, director de la Fundación Lilly. Y es que, como describe el académico Pedro García Barreno, miembro de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y de la Española, «engarzados por una necesidad común de ver la vida al desnudo, mirar y ver, y ver y sentir, la medicina y la literatura se realzan mutuamente».

¡Qué difícil es el inglés!
En otra de las secciones, dedicada al inglés, el autor invita a los lectores a una visita guiada por el fascinante mundo de la traducción médica, para repasar juntos los intríngulis de la transferencia de vocablos, expresiones, ideas y conceptos médicos de un idioma a otro. «Porque las palabras no siempre son lo que aparentan», indica el autor de la obra.

La incorporación de las nuevas tecnologías contribuye a la evolución de la lengua y genera nuevas palabras para designar nuevas realidades, modas o costumbres. «Gran parte de estos neologismos tecnológicos se acuñan fuera de nuestras fronteras y su castellanización no es siempre fácil, lo cual explica el número tan elevado de médicos que recurren al inglés», señala el autor. Por su parte, el profesor García Barreno destaca que «muchos términos anatómicos y clínicos mencionados en la Ilíada o en los textos hipocráticos conviven, hoy, con los de más reciente adquisición: crispear el genoma, los unpatients de la medicina predictiva, los e-patients de la digital, el medical futurist, hospital Apple o el sensor ponible o vestible, por ejemplo». Asimismo añade que el hecho de que el inglés sea el «lenguaje internacional de la Medicina no justifica la contaminación de nuestra lengua con términos extraños. Ese fenómeno invasor, claramente rechazable, se está produciendo en el lenguaje científico en general y en la jerga médica en particular».

Un espacio para el español
Tal y como muestra convencido el doctor Navarro, el español «puede volver a ser una de las grandes lenguas internacionales de la cultura, también en el ámbito médico y científico». Para el doctor Sacristán es «evidente que no hay una correlación entre la importancia del español como lengua de la cultura, la literatura, la política o la diplomacia con la del español de la ciencia y la tecnología. Mientras el primero goza de fortaleza y reputación; este, en cambio, carece del prestigio suficiente para estar a la altura de la dimensión que a nuestro idioma le confieren tanto el número de personas que lo hablan (unos 500 millones), como el número de países en los que se utiliza». Precisamente, con el fin de contribuir a elevar, en la medida de lo posible, el buen uso del español como lengua de transmisión del conocimiento biomédico, la Fundación Lilly ha desarrollado la iniciativa MEDES – MEDicina en ESpañol.

Para poder ocupar el espacio merecido, Fernando Navarro apuesta por «mantener el vigor de nuestro lenguaje especializado y su capacidad para expresar de forma precisa y eficaz el mundo que nos rodea y los nuevos descubrimientos científicos. Para ello, precisamos de más y mejores traducciones especializadas, con la máxima calidad; pero también de más y mejores libros de consulta, artículos originales y textos de todo tipo escritos directamente en lengua española, y más —mucho más—visibles en la interred».

Fundación Lilly
La Fundación Lilly, que este año celebra su 15 aniversario, tiene como objetivo contribuir al mejor desarrollo de la sanidad española favoreciendo la generación y divulgación del conocimiento al servicio de los ciudadanos. Sus actividades se orientan al apoyo y fomento de la investigación (Premios de Investigación Biomédica o Foro de Ciencia); la divulgación del conocimiento (MEDES - MEDicina en ESpañol, reuniones y encuentros de alto nivel científico); y la formación y promoción de los profesionales sanitarios (Programa IESE, Cátedra de Educación Médica). En sus iniciativas se tratan temas novedosos de marcada actualidad, contando para ello con la participación de personalidades sanitarias, científicos e investigadores de prestigio contrastado y el aval del Consejo Científico Asesor de la Fundación.

 

Gabinete de Prensa de la Fundación Lilly:

Ainhoa Fernández / Vanesa Barrio
afernandez@plannermedia.com
Telf.: 917870300 / 687 718 250

Siguenos en: @FundacionLilly   
_______________________________________________________