Encuentro de Antiguos Alumnos 2015 del Programa de Alta Dirección en Instituciones Sanitarias

La Fundación Lilly e IESE han formado desde 2001 a más de 1.000 profesionales en alta dirección de instituciones sanitarias

  • El crecimiento económico al que estamos asistiendo convive con una tendencia de gasto público por encima de los ingresos, frente a la que se deben activar perspectivas innovadoras que contribuyan a la calidad y la eficiencia del sistema sanitario
  • Una de esas perspectivas es la transformación digital, si bien el sector sanitario afronta el cambio hacia la digitalización de forma lenta y con impacto limitado

Madrid, 18 de junio de 2015.- Desde su primera edición en 2001, La Fundación Lilly e IESE, escuela de negocios de la Universidad de Navarra, han formado a más de 1.000 profesionales a través del Programa de Alta Dirección en Instituciones Sanitarias, orientado a analizar los principales retos a los que se enfrenta hoy la alta dirección de los hospitales e instituciones sanitarias, algo fundamental en una etapa en la que el panorama económico y los cambios en las organizaciones obligan a los directivos a adoptar nuevas perspectivas innovadoras.

Con este enfoque se ha celebrado el Encuentro de Antiguos Alumnos 2015 del Programa de Alta Dirección en Instituciones Sanitarias, bajo el título ‘Perspectivas Innovadoras en el Sector Sanitario’, que ha sido inaugurado por Javier Ellena, presidente de la Fundación Lilly, y Francisco Iniesta, director de IESE Madrid. El Programa, que este año ha celebrado su XV Edición, se desarrolla en torno al propósito de contribuir a la sostenibilidad y calidad del Sistema Nacional de Salud, en la medida en la que “está colaborando con la mejora de la formación en gestión de los directivos sanitarios españoles”, explica el doctor José Antonio Sacristán, director de la Fundación Lilly. “Elevar la formación en gestión sanitaria era una necesidad muy clara en España hace 15 años, cuando se inició el programa, y sigue siéndolo ahora. Estamos convencidos de que una mejor formación en gestión contribuye a mejorar los resultados sanitarios de la población y a lograr un uso más eficiente de los recursos. Si una buena gestión sanitaria siempre es importante, lo es más en una época de crisis y recursos limitados”.

El Encuentro de Antiguos Alumnos 2015 ha contado con la participación de los profesores de IESE Juan José Toribio y Josep Valor, quienes han impartido sendas conferencias sobre ‘El horizonte económico’ y ‘La transformación digital en la salud: enfoques innovadores en el manejo de la cronicidad del paciente’, respectivamente. A este respecto, en relación a la situación económica, el profesor del IESE Juan José Toribio ha afirmado que “en 2015 ha comenzado a generarse, tras la crisis, un crecimiento económico global de mano de los países desarrollados, siendo España el séptimo país que se espera crezca más durante el presente año, solo por detrás de India, China, Nigeria, México, Estados Unidos y Reino Unido”.


Prof. Josep Valor, durante la conferencia: La transformación digital en la salud: enfoques innovadores en el manejo de la cronicidad del paciente.

Este crecimiento, no obstante, no está asegurado debido a muy diversos factores, tales como el legado de la crisis, “que ha dejado un menor inversión y crecimiento, un alto nivel de endeudamiento y debilidad bancaria y financiera, y por una bajada del output potencial en términos de una caída de la natalidad y un mayor envejecimiento”, añade el profesor Toribio. En el caso concreto de España, este experto hace hincapié en que “si bien somos unos de los países con un crecimiento mayor dentro de la Unión Europea –un 0,9% frente al 0,4% de media- contamos con una deuda del 98,1% del Producto Interior Bruto (PIB) y nuestro déficit solo es superado por Grecia”. Este crecimiento se ha visto favorecido por, entre otros motivos, la caída del precio del petróleo y del tipo de cambio del euro, una inflación negativa, una ligera rebaja en los tipos tributarios y un incremento del gasto público. “En cambio, es necesario hacer frente a algunos riesgos externos, como la posible salida del entorno euro de Grecia y la evolución de los mercados emergentes, así como internos, como la situación política actual cambiante e inestable”, destaca el profesor Toribio.

“En resumen, -concluye el profesor- gastamos más de lo que ingresamos desde hace años, también en el sector sanitario. Para corregir esta tendencia debemos acercarnos a niveles soportables de gasto que no signifiquen el aumento sostenido de la deuda”.

Es fundamental, para ello, la adopción de perspectivas y medidas de gestión innovadoras, algo necesario en todas las áreas y sectores que contribuyen al gasto público y al crecimiento económico, incluido el sanitario. En palabras del doctor Sacristán, “la innovación, necesaria para adaptar el Sistema a las demandas de la sociedad, no consiste solo en desarrollar y poner en marcha nuevos proyectos, sino también en implantar aquello que se sabe que funciona”.

En esta línea, dado el envejecimiento cada vez mayor de la población y, con ello, el aumento del gasto sociosanitario que conlleva la cronicidad, la aportación de las nuevas Tecnologías de la Información (TICs) y la digitalización a la gestión de la misma y, con ello, a la calidad y eficiencia del Sistema, se sitúa como una perspectiva y línea de trabajo válidas desde el punto de vista de la gestión sanitaria. “Estamos ante un futuro de conexiones entre personas, por lo que las interacciones y la digitalización son fundamentales”, explica el profesor del IESE Josep Valor. “De esta forma, cuando todas las interacciones sean digitales, con una densidad digital mayor, sectores enteros se verán transformados”.

Cada sector evoluciona a una velocidad diferente, dependiendo, entre otros factores, de la cercanía al consumidor final, de la facilidad de acceso, del coste de recursos clave y de los límites que supongan la regulación y el poder de los decisores, y con un impacto distinto en base a la capacidad para dicho cambio. Teniendo esto en cuenta, el sanitario es un sector que “cambia muy despacio y con un impacto limitado”, destaca el profesor Valor.

En relación a la conveniencia de estar presentes en Redes Sociales, el profesor Valor afirma que “puesto que pacientes y usuarios de la sanidad están en ellas, hospitales e instituciones sanitarias deben estar también, y que la gestión de esta presencia y de la conversación debe estar en manos de una persona experta”.

Éxito del Programa El Programa de Alta Dirección en Instituciones Sanitarias, impartido por profesores del IESE, comenzó en 2001 y es fruto de la respuestas de esta escuela de negocio y de la Fundación Lilly para colaborar en el desarrollo y la mejora del Sistema Sanitario en España. Para el doctor Sacristán, “la formación que imparte IESE se caracteriza por su nivel de excelencia. El éxito del programa es fruto de la combinación de varios factores. Por una parte, la altísima calidad del profesorado, que suele sorprender a los asistentes por no ser habitual en nuestro entorno. En segundo lugar, por la consistencia del programa, equilibrado y completo, que cubre los aspectos fundamentales de la gestión sanitaria”. Además, el director de la Fundación Lilly destaca la metodología de trabajo, “basada en la discusión de casos reales, el trabajo en equipo y la interacción continúa entre alumnos y profesores, que enriquecen el debate compartiendo sus experiencias”.

Entre los contenidos, se tratan aspectos relacionados con la economía de la salud; el análisis y el proceso de toma de decisiones; el liderazgo y la dirección de personas, así como la excelencia en el servicio. Con una duración de 80 horas lectivas, el Programa de Alta Dirección en Instituciones Sanitarias tiene un enfoque de dirección general y está dirigido a profesionales con experiencia y responsabilidad en tareas directivas y hábito en el uso de herramientas de dirección.

Gabinete de Prensa de la Fundación Lilly
Ainhoa Fernández (afernandez@plannermedia.com
687 718 250
Siguenos en: @FundacionLilly

Comunicación de IESE Business School
Mercedes Castelló
91 211 31 86